Skip to content
abril 1, 2013 / Juan Carlos González

el sitio de cech

Si hablamos de Petr Cech, todos asociamos rápidamente ese casco de rugby con el que juega el portero checo desde 2007. Lo lleva para proteger su cráneo, que se llevó un buen golpe en octubre de 2006 cuando chocó con el entonces centrocampista del Reading, Stephen Hunt.

Cech tuvo suerte de seguir vivo y más aún de jugar a los tres meses. Ése fue el plazo de precaución que impusieron los médicos y así los cumplió José Mourinho, su entrenador en el Chelsea. El 20 de enero, Cech reaparecía como titular en la portería de los blues.

Mourinho explicó que ése era el sitio de Cech, del mejor portero del mundo en 2006. Y le devolvió las llaves de la portería del Chelsea desde el primer día.

El caso de Casillas no es muy diferente en origen, aunque parece que sí lo será en el desenlace. El capitán blanco también es en la actualidad el mejor portero del mundo (lo lleva siendo desde 2008) y ha sufrido una lesión que le ha apartado de su hábitat los últimos dos meses.

El recambio de Iker (Diego López) está rindiendo a un mayor nivel que el de Cech (Cudicini), por lo que se entiende el debate. El recurso semántico del alta competitiva ha permitido al cuerpo técnico aplazarlo hasta después del partido contra el Galatasaray, porque hasta el fin de semana Casillas no irá convocado.

¿Y después qué? Mourinho ya ha dejado caer que si Diego López sigue a este nivel será complicado que salga de la portería. Cech era el mejor del mundo y Mourinho le había reservado su sitio para cuando estuvo recuperado. ¿Y el sitio de Casillas?

septiembre 5, 2012 / Juan Carlos González

Una lección de vida

Llevaba unos días dándole vueltas a retomar el blog. Necesitaba un diablillo que me animara a volver a teclear, como el que esta tarde le decía a Alberto Contador: “Ataca, ataca, ataca”. Precisamente, sobre el ciclista de Pinto escribí mi último post hace más de seis meses, cuando el TAS le suspendió durante dos años (seis meses hacia adelante y año y medio por detrás).

Lo de hoy me ha hecho recordar lo que siempre cuentan los mayores sobre el ciclismo de antaño: ataques de larga distancia, valientes volando sobre la bicicleta, héroes de carne y hueso de un deporte tan hermoso.

Eso ha sido hoy Alberto Contador: un héroe. Porque cuando parecía que la Vuelta era para Purito, se inventó un ataque en un terreno insospechado y desafió a la lógica, porque sólo lo ilógico se convierte en legendario. Contador ha escrito una página brillante en la historia del ciclismo venciendo en la cima de Fuente Dé, a partir de hoy: Fuente Dé C (de Ciclismo y de Contador).

El pinteño ha demostrado su perseverante actitud de combatiente. Lo hizo contra la sanción y lo ha hecho en la carretera. Contador siempre lucha por lo que quiere y nunca se rinde. Ha sido más que una exhibición deportiva. Ha sido una lección de vida.

Imagen

febrero 21, 2012 / Juan Carlos González

Un disparo al corazón

Ya han pasado unas semanas. La indignación se ha ido apagando. Una vez asumida la sanción de dos años, sólo queda resignarse y buscar consuelo en lo que queda por venir. No estará en el Tour ni en los Juegos Olímpicos, pero Alberto Contador ya sueña con la Vuelta a España, que será más que nunca su Vuelta.

Vuelve a entrenarse mientras recibe el cariño de sus vecinos. El Atlético de Pinto le homenajeó hace dos semanas portando una camiseta amarilla (como si fuera el maillot de líder del Tour). Y este fin de semana volverá a hacerlo, pero de rosa (como la maglia del campeón del Giro). En las gradas estará Alberto Contador, que ya sabe que el Ayuntamiento de Pinto también le dedicará una plaza (Glorieta del Ciclista) por ser su vecino más ilustre.

La sentencia del TAS, la que le sanciona con dos años, no pudo concluir que Contador se dopara. Pero le castiga por los famosos picogramos de clembuterol que había en su cuerpo. “Si están ahí, es tu culpa” viene a decir el principio de responsabilidad objetiva.

Como no se dopó (según esa sentencia), en España queda la concepción de que Alberto es víctima de la mala suerte y de la rigidez del sistema. En Francia han hecho otra lectura y siguen sacando guiñoles dos semanas después. Eso es lo de menos. Lo importante es que Contador ha recibido un disparo (para unos justo, para otros injusto) al corazón. Dentro de seis meses, será él quien vuelva a disparar.

enero 10, 2012 / Juan Carlos González

Cescvolution

El Barça es el equipo perfecto. Todo funciona. Messi es el Balón de Oro y Guardiola, el mejor entrenador del mundo. Lo son porque ganaron la Liga y la Champions en el mes de mayo. Después han seguido ganando todo lo que han jugado. Desde agosto les ayuda a ganar un hombre cuyo fichaje era discutido: Cesc Fàbregas.

Ya estaban Xavi, Iniesta, Thiago… ¿para qué traer a Cesc? Además, salía caro. ¿Sería un buen fichaje? Es complicado llegar a un equipo perfecto y destacar. Pues Fàbregas está brillando en este Barça pluscuamperfecto. Ya están Xavi e Iniesta, pues nos inventamos a Cesc de falso nueve. Eso pensaron Guardiola y Tito Vilanova.

Cesc está aprendiendo más que nunca en su vida. Ha aprendido a jugar de atacante, a culminar las jugadas, a ser vertical, a marcar goles. Es el segundo máximo goleador del Barça, por detrás de Messi. Lleva 14 esta temporada, de los cuales 9 han sido en Liga. Su récord en la Premier está en 16 (temporada 2009/2010). Su promedio está claramente por encima de su mejor registro, es decir, batirá su récord personal. Cuando parecía que Fàbregas sólo podía ser un centrocampista, llega al Barça y se convierte en un delantero. Es la Cescvolution.

 

octubre 24, 2011 / Juan Carlos González

El sueño de un luchador

Ha sido el protagonista amable de la jornada. Su partidazo en el Camp Nou (incluye un penalti parado a Messi en el tiempo de descuento) le ha llevado a las portadas y le ha convertido en un héroe del sevillismo. Nadie lo hubiese imaginado hace tres años, cuando un canterano tardío llamado Javi Varas debutaba en Primera con 26 años.

Pasó un par de años siendo el suplente de Palop. Pero la temporada pasada cambió su vida. Aprovechó la lesión del veterano Andrés para demostrar su talento y ya no abandonó su lugar como guardameta titular de Nervión.

En una entrevista de mi compañero Leandro Iglesias en La Sexta, Javi reconocía que para él era “un regalo de Dios”. Y relataba con emoción: “He jugado cientos de partidos en campos de tierra. Me he arrastrado por campos de albero. He visto a mi madre quitar el barro de mi chándal en la bañera… ¿Qué más puedo pedir? Ahora estoy viviendo un sueño”.

Es el sueño de un luchador, de un chaval que no se desesperó, que no arrojó la toalla a pesar del paso del tiempo. Es el sueño de quien quería ser el portero del Sevilla. Es el sueño de quien el sábado paró un penalti al mejor jugador del mundo en el descuento. Es el sueño de Javi Varas. Y lo está cumpliendo.

octubre 17, 2011 / Juan Carlos González

Igualín que Ronaldo

Piponazo, Triguaín, Pipita de Oro Estos son algunos de los motes sobre Gonzalo Higuaín ahora que marca goles. Pero que nadie olvide que hubo una época, al principio, nada más llegar al Real Madrid, en el que el apodo más extendido era Igualín que Ronaldo. Nada más llegar el argentino al club blanco se marchó el brasileño. Así que Higuaín se quedó con la etiqueta de sustituto de Ronaldo.

En sus primeros seis meses, apenas jugó. Pero dejó dos buenos apuntes en forma de goles. Uno contra el Atlético en el Calderón. Y, sobre todo, otro frente al Espanyol en el Bernabéu que servía para culminar una remontada de locura. Ahí se ganó no marcharse cedido a un equipo menor. La temporada siguiente jugó algo más, pero siempre se decía de él aquello de las escopetas de las ferias. Sin embargo, acertó el día importante y marcó frente a Osasuna para dar al Real Madrid su 31ª Liga.

A partir de entonces se ganó el respeto, aunque no la titularidad. Era un habitual en el once, pero no un fijo. A pesar de todo, 22 goles en Liga. En el verano de 2009 llegaron Cristiano Ronaldo, Kaká, Benzema… Y seguían Van Nistelrooy y Raúl. No empezó de titular. Aprovechó sus minutos con goles y acabó siendo el máximo goleador del equipo (27 tantos, uno más que Cristiano).

Por eso el año pasado comenzó la temporada, por primera vez desde que llegó al Real Madrid, como titular. Llevaba 7 goles en 12 jornadas… y tuvo que operarse de una hernia discal. Mal asunto. Reapareció relativamente pronto, pero hasta 9 meses después no ha vuelto a su nivel, a su verdadero nivel.

Éste es Higuaín, un delantero que tiene gol, desmarque y fe. Porque cualquiera hubiera dejado de creer en sí mismo al llamarle Igualín que Ronaldo. Él siguió luchando. Y le está mereciendo la pena.

julio 11, 2011 / Juan Carlos González

“Y yo que pensaba que no lo iba a ver”

“Ver a España ganar un Mundial”. ¿Cuántas veces dijimos eso cuando nos preguntaban cuál era nuestro sueño futbolístico? Lo veíamos como algo imposible. Y, de repente, en Sudáfrica, en el año 2010, y después de perder el primer partido… ¡España se proclamó campeona del mundo!

Tenía la irracional certeza de que ganaríamos la final. Para una vez que llegamos, no lo podíamos desaprovechar. Pero pasé muchos nervios. En la segunda parte no pude sentarme… Y en la prórroga no sabía dónde meterme. Tenía lágrimas preparadas, pero no quería sacar las de la tristeza.

El peor momento fue el minuto 61. Robben encara a Casillas. Ahí crees que todo era demasiado bonito para ser verdad. Cuanto más repetido lo veo, más imposible me parece que no entrara ese balón. Pero apareció ese pie de Iker.

Así que nos colamos en la prórroga. La expulsión de Heitinga entornó la puerta de los penaltis. Y, entonces, en el minuto 116, gol de Iniesta. Grité, me arrodillé y lloré. Y no paré de hacerlo hasta que terminó el partido. Por fin, campeones del mundo. En ese momento me acordé de mi abuelo, la persona que me aficionó al fútbol, con el que me sentaba todos los sábados a ver el partido de Liga…

“¡Somos campeones!”. “Sí… Y yo que pensaba que no lo iba a ver…”. Pues lo vimos. Hace un año.